El Castillo de Castellet

Castillo de Castellet

Introducción

La sede de la fundación abertis se encuentra en el castillo de Castellet, una fortaleza con más de 2.500 años de historia ubicada en un privilegiado enclave natural, el Parque del Foix, perteneciente al municipio de Castellet i la Gornal de la comarca barcelonesa de l’Alt Penedès.

Gracias a los hallazgos arqueológicos, sabemos que la primera fortaleza data de la época ibérica. El castillo constituía una atalaya ideal para controlar y vigilar importantes vías de comunicación como el río Foix, la Vía Heraclia y, más tarde, la Vía Augusta, actual autopista AP-7. Poco se puede decir de la historia del castillo durante esta época, debido a la falta de referencias escritas, salvo que la ocupación se mantiene desde la época ibero-romana a la condal y que sufrió algunas reformas en el período andalusí.

La primera referencia documental conocida del castillo data del año 977. La fortaleza tuvo una gran importancia estratégica hasta el siglo XVI. A partir de entonces, fue encadenando periodos de decadencia hasta llegar al estado de ruina. A finales de los años 20 se iniciaron los trabajos de restauración que permitieron recuperar las estructuras de algunas partes del castillo, como la central y la de poniente. Pero no fue hasta que abertis adquirió la fortaleza en 1999 cuando se iniciaron las obras para restituir el castillo original.

Actualmente, el castillo ha recuperado su estructura y sus espacios. Para poder cumplir sus nuevas funciones, como sede de la fundación abertis, el castillo rehabilitado se ha dividido en dos sectores: el edificio de la Historia y el edificio del Conocimiento. El primero está situado sobre el antiguo castillo del siglo XI e integrado por las salas construidas a raíz de la restauración de 1928-1930 en estilo neomedieval. En esta parte del edificio se ha instalado una exposición que ilustra, la historia del castillo desde sus orígenes hasta nuestros días. El edificio del Conocimiento, totalmente de nueva planta, ocupa el espacio y volumen del palacio construido en el siglo XIII-XIV. Alberga varias salas para la celebración de reuniones, jornadas y otros encuentros. Bajo este edificio, se han museizado los restos de lo que fue la fortaleza en época ibero romana.

Además de dignificar su pasado, el nuevo uso del castillo lo ha revelado como elemento dinamizador del entorno y como paradigma de la gestión sostenible.